martes, 14 de febrero de 2017

LA RELIGION COMO CONSUELO









No digo las creencias en un Dios o en un más allá.
Sí es verdad que cuando muere alguien querido, el pensar que hay vida más allá de la muerte es un consuelo. Consuela creer que algun dia se volverá a estar con esa persona.
Eso, por descontado que sí consuela.
O quizás es más una esperanza que una creencia. No sé.
Lo que sé, y por experiencia, es que las esperanzas casi nunca se materializan. Ya dijo un filosofo que la esperanza es algo asi como alargar una agonia.
¿Para qué una esperanza que sabemos es ilusoria?...Sólo es un engaño.

Y la religion...¿ consuela?...

Hay una serie de ritos en cuanto a como se encara la muerte de una persona. Pienso que la religion lo que aporta en contraste con la esperanza  es que se reviste de unas ceremonias que éstas sí, pueden consolar.

Al menos por un tiempo.

El estar velando por dos dias al fallecido, el estar con personas allegadas ,  el ver parientes que de otra forma no se verían, el poder llorar juntos, o el recordar anecdotas...a veces incluso reir...
El hacer los recordatorios, las flores, la misa en algunos casos o en un emotivo discurso..las canciones...
Eso consuela.

Es un dejar ir...que es totalmente contrario a la esperanza. 
La esperanza te encadena, te obliga a tenerla siempre presente, a contar con ella a todas horas, a no dejar de mirar qué se hace o qué no se hace para llegar a alcanzar esa esperanza...

Los ritos de despedida, esas complicidades que se da con quienes han compartido la vida con esa persona que ya no está con nosotros...los recuerdos, las alegrias, las historias vividas, los amigos, los parientes,...eso consuela.











martes, 31 de enero de 2017

LOS MEJORES ENEMIGOS









Acabo de leer la novela histórica de Posteguillo que cuenta la vida de dos enemigos: Escipion y Anibal.
La recomiendo porque es francamente buena e históricamente leal y honesta.
Pero una historia ya sea real o inventada siempre tiene que enseñarnos algo. Y por supuesto ésta me ha enseñado y quisiera compartirlo.
Me enseña que entre muchas cosas, somos el reflejo de nuestros enemigos.
Anibal es el mejor estratega militar que ha habido, pero sin Roma, sin Escipion como enemigos no lo hubiera sido nunca, asi que le 'debe' su gran fama, merecida por supuesto, al mas grande enemigo que tuvo nunca.
Y lo mismo se puede decir de Escipion.
Escipion no sería ese personaje tan extraordinario si no hubiera existido un Anibal.
Y eso me hace pensar en que, si es bueno tener amigos y amigas, tambien lo es tener buenos enemigos.
Esos enemigos que nos hacen mejores, que gracias a ellos nos vamos puliendo como si se tratara de pulir un brillante.
Lo mejor que nos puede pasar es tener buenos amigos...pero lo peor que nos puede pasar es no tener ningun enemigo.
No tener enemigos significa que no lo estamos haciendo bien.
Escipion y Anibal, sin quererlo y seguramente sin saberlo, tuvieron una vida muy parecida, muy igual. Al fin los grandes y buenos enemigos se nos parecen más que los amigos...

sábado, 24 de diciembre de 2016

EL ETERNO RETORNO











Por esas cosas extrañas de la vida, me dí de bruces con un concepto que no conocía..
“El eterno retorno”.
Decía Nietzsche algo así como que volvemos a encontrarnos con lo mismo siempre. Es un pensamiento muy extraño viniendo de Nietzsche.
Las personas que creen en un cielo, y en un Dios, pueden entender mejor ese concepto, pero lo que decía el filosofo no lo centraba, como es de suponer, en un alma imnortal, sino que daba a entender
que todo tiene un retorno , o sea, una piedra, un animal, una planta,una silla...Todo vuelve como si de una rueda se tratara. Me recuerda a una pelicula.
En la pelicula el protagonista, al final, podía cambiar esa sucesion de vivencias, pero Nietzsche no lo considera así. 
Bien, el caso es que a veces nos parece que sí hay un eterno retorno cuando cada año volvemos a celebrar la Navidad. Todo es lo mismo. O casi. A veces hay una silla vacia en la cena familiar.
Pero resumiendo...me ha gustado mucho el concepto de ‘eterno retorno’ como algo, ya sea la vida o nuestro perro, o una silla, que vuelve a nuestra vida para...¿vivir otra vez?...¿cómo puede ser eso para un no-creyente?.
¿qué puede ‘volver eternamente’?...
Si fuéramos capaces de entender en realidad lo que significa el tiempo, podríamos ser capaces tambien de entender ese ‘eterno retorno’. 
Todo volverá a suceder porque el tiempo no es lineal. Al menos eso dicen los fisicos. 
No lo sé.
Pero en nuestro presente y en nuestra realidad, sí que parece que año tras año volvemos a vivir experiencias iguales a otras ya experimentadas, dándonos la sensacion de repetir lo vivido una y otra vez.
Pero.... ¿ qué hace que sean iguales cuando en realidad no lo es?
Nosotros mismos. 
Si no cambiamos la realidad tampoco cambia.
Nosotros somos los que podemos cambiarla.
A esa rueda del ‘eterno retorno’ hay que ponerle unos cuantos ‘palos’...

Es un pensamiento de Nochebuena...

Feliz Saturnalia a todos..¡¡

miércoles, 30 de noviembre de 2016

UN JARRON ROTO










Esta mañana me han enviado un mensaje precioso. Habla del kintsukuroi.
¿qué es?.
En pocas palabras es la forma que tienen los japoneses de arreglar los daños cuando éstos han roto algo. Los japoneses unen las partes rotas con oro. Por ejemplo si un jarron se cae y se hace añicos, ellos no tiran el jarron como algo que ya no sirve, sino que lo arreglan con oro, significando eso que el jarron adquiere más valor por el hecho de haber sufrido un golpe.
Me parece muy hermoso.
El oro hace dos cosas:
Primero no esconde la grieta y segundo hace el jarron más fuerte.
Hacer esto con nuestras grietas y nuestros errores es fundamental. No esconderlos sino darles ese toque de 'oro' que nos hará más fuertes.
No hay nada perfecto, todos cometemos errores y todos llevamos grietas en nuestro interior; lo que hacemos con esas grietas, con esos errores nos hacen más valiosos si nos recomponemos con oro.
¿Y qué sería, en este caso el 'oro'?.
Ya cada uno lo sabe. Porque para unos será el amor, para otros la justicia o la amistad. No importa el qué pueda ser, sino que sea lo que sea que usemos nos haga más fuertes y...cómo no...más bellos.
Porque una grieta, un error, un dolor, no tiene porqué hacernos inservibles. No tenemos porqué ir a la 'basura' . A más grietas, más oro...y a más oro más valiosos somos.

viernes, 7 de octubre de 2016

LA RELIGION COMO COHESION










El Templo de Jerusalem, era para los judios, el lugar donde Dios se comunicaba, una vez al año, con su pueblo. Los profetas hacian de voceros de Dios, pero el Templo era donde se reunian para adorarle y para hacer los sacrificios por sus pecados.
Todo estaba regulado para que el Templo fuera el centro de Israel.
Fuera del Templo no había nada.
Ni Dios.

Los romanos destruyen el Templo y una persona podría pensar que al no existir ese centro de adoracion, la religion judia estaba condenada a su desaparición.

Ya no tenían dónde adorar a Dios. Es más, ellos mismos iniciaron una huida por todos los paises de alrededor dejando su tierra, a unos pocos que sí se quedaron.

Desapareció todo.
Sin embargo, aun despues de mas de 2000 años, todavía persiste la religion judia.
Hablo de religion, no del pais.
Y hablo de religion como cohesion de ese pais. Porque los judios, aun en la diaspora continuaron sintiendo como judios, y eso sólo lo consiguieron mediante la religion.
¿Y como fue si no tenian Templo?.

Desaparecieron los sacrificios; era imposible hacerlos. El sacerdocio tambien desapareció pues no habia manera de saber quien era de la tribu de Leví, los únicos que podian ser sacerdotes.
Con el tiempo fueron desapareciendo casi todo lo que los diferenciaban fisicamente de otras religiones.
No hay templo, no hay sacerdotes, no hay profetas, no hay sacrificios por lo que tampoco hay forma de perdonar los pecados.

Podemos pensar que lo tenian francamente mal para sobrevivir en medio de sus enemigos.
Sin embargo lo lograron.

Porque si bien perdieron todo lo que fisicamente los diferenciaba no perdieron lo que espiritualmente
les hacía diferentes.
Fueron capaces de evolucionar, de adaptarse a lo que tenian, que era bien poco...
¿poco?...
No.

Lo perdieron todo menos una cosa: La mente, el recuerdo, y el sentimiento.

Y mediante ese sentimiento se agruparon en todas las ciudades donde fueron a parar. Y recordaron todos los dichos de sus profeta y de sus reyes y de su dios.
La mente hizo que ya no necesitaran sacrificios fisicos, sino espirituales.
Toda su religion era evitar el mal, y todo cuanto estuviera en su mano hacer el bien, hacerlo.

Continuan con sus preceptos en cuanto a las comidas y las fiestas, pero han sabido adaptarse y adaptar sus creencias a la vida moderna.

No hablo de politica, ni de ortodoxos, sino del pueblo sencillo y común.

Si alguien piensa diferente, que comente


















miércoles, 17 de agosto de 2016

¿se puede prescindir de la religión?







¿Cuál es la fuerza de las religiones?
La esperanza.
La religión tranquiliza y no solo en cuanto a la muerte, sino también en cuanto a las injusticias.

¿Se puede prescindir de la religión?
Evidentemente sí, muchas personas ‘pasan’ de ella.
Se puede decir que individualmente sí puede prescindirse de la religión.
 
¿Cómo sociedad?. 
No. 
La religión hace un trabajo imprescindible en la sociedad.

¿Qué papel hace la religión en la sociedad?

Dice André Comte que ‘ninguna sociedad puede prescindir de la comunión’ enlazando la idea de comunión con religión.
Y surge otra pregunta: 
¿Qué se entiende por religión?
El conjunto de ritos y dogmas en la creencia de un Dios personal y creador que se interesa por su creación.
En base a esta definición está claro que una sociedad puede prescindir de la idea de Dios; de hecho hay sociedades que no ‘tienen’ ningún Dios, pero sí alguna forma de religión. 

 
Hay dos formas de entender la etimología de la palabra ‘religion’:

RELIGAR
Lo que religa no es Dios, que puede no existir, sino el compartir una creencia en una misma fe. 
Lo mismo puede ser pensado como ‘religion’ (religar) los que son afines a un club de futbol. Los une (los religa) una misma afición, a la par que pueden ser de diferentes clases sociales de diferentes opiniones políticas. La ‘religion’ (religar) favorece la cohesion social cuando se aceptan las reglas del juego. Pero en cuanto a lo que se entiende hoy por religión es algo mucho mas profundo. No es sólo cohesion social, es más intima, está más interiorizada: es comunión ( lo dice André Comté) y eso es imprescindible en la sociedad puesto que la sociedad se compone de esos ‘religamientos’. 
¿Qué es esa 'comunión'?
Son valores como el amor, la justicia, la solidaridad. Esos valores, por supuesto, también los da las ONGs.., que es un sentimiento no solo de pertenencia, es algo más que nos supera: es la sociedad de la que todos formamos parte, y la religión es parte de esa sociedad. Una de tantas. 
La humanidad, la libertad o la justicia no son entidades sobrenaturales, son ideales o valores y un ideal no es un dios. 
Una moral no constituye una religión, por eso mismo la sociedad puede prescindir de dioses, pero no de ‘religar’ en el sentido de ‘cohesion’. La sociedad necesita estar cohesionada, ya sea mediante el futbol o por una religión.

 
RECOGER / RELEER
Releer,volver a leer, meditar de distinta manera, encontrar otro sentido, más profundidad, interiorizar lo leído y no sólo mediante el razonamiento sino mediante el sentimiento. Encontrar la dualidad escondida, crear un nuevo vinculo entre la primera lectura y la siguiente, entre lo que hemos aprendido de otros y lo que aportamos de nuestras propias ideas.
La sociedad no es estática, la movemos entre todos. Y aún así, en esa continuidad en ese camino hay algo que no cambia y a lo que debemos ser fieles: los valores.
André Comté dice: “La fidelidad es lo que queda de la fé cuando se ha perdido”.
Sigue diciendo: “La fe es una creencia; la fidelidad en el sentido en que tomo la palabra, es mas bien una adhesión, un compromiso y un reconocimiento. La fe se refiere a uno o varios dioses; la fidelidad a valores, a una historia y a una comunidad”.
Continua: “cuando se ha perdido la fe, queda la fidelidad. Cuando ya no se tiene ni la una ni la otra, sólo queda la nada, o lo peor
Y esto es especialmente interesante si lo trasladamos a algunos testigos que ya saben que están en medio de una multinacional disfrazada de religión. Ya no le tienen fe al CG., pero le siguen siendo fieles a lo que ellos representan.
Continua Comté: “Fe y fidelidad pueden darse perfectamente juntas, es lo que llamo “piedad” hacia la que tienden, legítimamente, los creyentes. Pero también es factible poseer una sin la otra. Es lo que distingue la impiedad ( la ausencia de la fe) del nihilismo (la ausencia de fidelidad)”.
En cuanto a valores, todo está inventado ya. 
No hay nada nuevo bajo el sol, a no ser que hagamos una re/lectura de ello (religión). 
En las civilizaciones mas antigus ya se habían establecido unos valores que han servido hasta el dia de hoy. Unos valores que en la base sirven para convivir unos con otros: la justicia, la compasión,el amor, el respeto, etc,

Se trata de hacer una relectura, hacernos fieles a esos valores, asi los volvemos ‘nuevos’. Siempre serán ‘nuevos’ para la siguiente generación, pero hay que transmitirlos.

Pero atención: no se trata de transmitir la fe, cosa que es imposible (creo), sino transmitir la fidelidad que se ‘esconde’ tras la fe.

¿Qué hace que el pueblo judío haya podido subsistir tantos siglos sin estado, sin territorio?. 
Solo tenían memoria. 
A ésta podíamos añadirle fidelidad a unas leyes o valores. Eso cohesionó al pueblo durante siglos, con la culminación del holocausto en la II guerra mundial. Muchos de los judíos se sintieron judíos sólo porque existían antisemitas.
 
No debería cambiar nada porque Dios no tiene nada que ver con lo que creemos o no creemos.
Kant dice que “la moral es autónoma o no es moral”.
No somos buenos porque nos lo mandan, somos buenos porque es lo que queremos por decisión personal y para eso no necesitamos creer en Dios. 
En este caso creer puede ser un estorbo.


(hace algunos dias leí un libro de Comté e hice unos pocos apuntes, que es el resumen que he copiado). Comparto mucho de lo dicho por este filósofo ateo.





jueves, 21 de julio de 2016

NOCHE DE PESADILLA





Noche de calor sofocante.
Las ideas extrañas se confunden con el cansancio y el sueño que no llega por más que no quieras pensar en ello.
No puedo dormir y mi mente fabrica unos extraños pensamientos que van y vienen con la única finalidad de complicarme la noche y hacer que me cueste todavía más conciliar el sueño.
No sé qué va primero, si es la incapacidad de dormir que me crea ideas absurdas...o las ideas absurdas que me impiden dormir...
Como siempre...un pensamiento sobre Dios me invade el poco espacio que tengo libre de pesadillas...
Y ahí está...intentando expandirse y acabar con mi insomnio...
Mi primer pensamiento es refrescante: me imagino el pasado domingo en la playa.
Dicen que imaginarse algo bello relaja...
Pero conmigo no funciona.
Porque Dios se hace presente una y otra vez.
No es que lo vea...no, no...que eso sí sería para no dormir...sólo es que en esas horas de insomnio, lentas agotadoras mi mente divaga buscando responder las eternas preguntas de siempre.
Como si fuera facil responderlas estando despierto....imagina estando histéricamente insomne.
Bien.
Ahí va mi pensamiento absurdo que no me ha dejado dormir en toda la noche.

-Imaginemos el mar...imaginemos el mar como un centro de información ( o Dios ), inmenso, inabarcable y presente en todas partes, y  imaginemos a los seres humanos como nadadores en ese inmenso mar. Seríamos centros de energía que pondríamos en marcha esa informacion que está en todo nuestro alrededor.
O sea, la información sería todo el mar (Dios), y nosotros puntos dónde esa información recibe energía para actuar.
La informacion que es el mar (Dios) estaría al alcance de cualquier nadador (ser humano) que como centros de energía podrían ser tanto negativos como positivos.
Lo importante es que esa información va pasando de un centro de energia a otro centros de energía y de esta forma todos estaríamos interconectados. Pero nadando todos dentro de ese mar que sería un Centro de Informacion o Dios.
Esa información está codificada, y aun estando en todas partes, no todas las 'partes' tienen la capacidad de descifrar dicha información.

Resumiento: Somos 'centros de energía'...que no moriremos nunca  porque la energia no se destruye sino que se transforma.-
¿En qué nos transformamos?...
No lo sé....llegado a este momento, creo que me quedé dormida de una puñetera vez.
Lástima...en lo mejor de la pesadilla...